San Diego es una muy bella ciudad con un problema serio de tráfico. Los residentes de San Diego están cansados de lidiar con el tráfico, pagando elevados costos de estacionamiento cuando visitan lugares como Gaslamp o Pacific Beach. Por lo tanto, se ahorran muchos problemas usando las aplicaciones de transporte privado como Lyft o Uber para llegar a ciertos destinos de la ciudad. Si en alguna ocasión ha utilizado Uber o Lyft y tal vez se vio cerca de tener un accidente o el chofer manejó de alguna manera peligrosa, se habrá preguntado si podría ser compensado por sus lesiones si se lastimó en un accidente relacionado con servicios de transporte privados.

Cuando Uber, Lyft, Sidecar, o algunas otras aplicaciones de transporte privado empezaron a generar popularidad, los legisladores inmediatamente comenzaron a cuestionarse qué sucedería en el evento de un accidente involucrando un conductor de estos servicios. ¿La póliza de la aseguradora privada del conductor cubriría los gastos creados por el accidente? ¿Qué tal si la póliza tiene una cláusula prohibiendo el uso comercial del vehículo y la aseguradora no acepta el reclamo?

Estas son las preguntas que la Comisión de Servicios Públicos de California buscó resolver con una ley promulgada en Julio del 2015. Bajo la ley, compañías conocidas como “compañías de redes de transporte” que conectan pasajeros con conductores, deben obtener una licencia para operar en el estado, realizar verificaciones de antecedentes a todos los conductores, entrenar a los conductores y cargar con una cobertura de mínimo $1 millón USD por accidente por parte de una aseguradora.

Sin embargo, el monto y la disponibilidad de cobertura varía dependiendo de cuando el accidente ocurre, un factor que puede directamente afectar el monto de la cobertura disponible para usted si resulta lastimado por un conductor de  UBER o LYFT. Pasajeros que reciben servicio de transporte de este tipo, siempre serán cubiertos por la póliza de $1 millón USD.  No-pasajeros lastimados en un accidente causado por negligencia de un conductor de estas aplicaciones se verán enfrentados con coberturas distintas en tiempos diferentes. Si el conductor no tiene activada la aplicación la cual indica que están disponibles para aceptar tarifas, entonces su póliza de seguro normal entraría en efecto. Si usted va manejando su propio vehículo y se lastima debido a un accidente causado por un chofer de estos servicios que ya haya aceptado un viaje utilizando la aplicación o lleva un pasajero, entonces sus lesiones serían cubiertas por la póliza de $1 millón USD.

Sin embargo, si el conductor de Uber o Lyft se ha conectado a la aplicación pero no ha aceptado una tarifa de viaje, la cobertura se llevaría a cabo de manera diferente. La cobertura propia del conductor no estaría disponible, así como tampoco la cobertura de seguro de $1 millón USD por parte de la compaña de redes de transporte. En vez, el conductor lesionado se vería cubierto por una póliza por parte de la compañía de redes de transporte que ofrece solo $50 mil USD de beneficios por una muerte o lesión solo a su persona, o hasta $100 mil USD por incidente si más de una persona resulta lesionada. Debido a la complejidad involucrada en estos reclamos y la posibilidad de tener que demostrar cuando, o si un conductor había aceptado una tarifa o estaba activo en la aplicación cuando sucedió el accidente, se recomienda que contacte a un abogado especialista en lesiones personales tras sufrir un accidente en o con un vehículo de Uber of Lyft.

 

Si usted se ha visto involucrado/a en un accidente vehicular en el sur de California, obtenga ayuda buscando la compensación que merece por sus lesiones contactando a los abogados de accidentes de Banker’s Hill Law Firm, los cuales tienen la experiencia y la dedicación para llevar a cabo su caso de accidente automovilístico. Llame al (619) 230-0330 para una consulta.

Scroll Up