1, 2, 3, 4…. solía escuchar desde la puerta principal de mi casa justo a la llegada del otoño. Y es que cuando mi amigo Carlos llegaba a la puerta de mi casa, leía una decoración que aún conservo que dice “Cuenta tus bendiciones”. La primera vez que esto sucedió Carlos dijo, “¡me tomaría el resto de mi vida, para enumerarlas todas!”. Y si, a cada uno de nosotros nos tomaría el resto de la vida enumerar todas y cada una de las bendiciones que hemos recibido y por lo que nos sería bueno estar agradecidos.

Este es el mes, en el que año tras año nuestra nación se une a la celebración familiar más grande que una nación pueda tener; “El día de Acción de Gracias”. Y es que este día es el único en que sin importar la raza, la religión o denominación, la cultura o el idioma las personas en todo el país lo apartan por orden presidencial para agradecer por las bendiciones recibidas en el año que está por terminar.

Hemos oído la historia de los peregrinos que llegaron de Europa buscando libertad religiosa y la forma en que los nativos de este país les ayudaron enseñándoles a sembrar y cultivar en esta nueva tierra. También lo duro que fue para ellos el enfrentar enfermedad y desapego a comodidades y amistades que dejaron atrás. Pero quizá lo más hermoso de esta historia es que ellos decidieron hacer un alto y en unidad dar gracias.

Aunque la gramática no lo marca como tal, creo que el agradecimiento es más un verbo que un sustantivo.  Pues es la acción misma del reconocimiento de haber sido favorecido de alguna forma. Es saber reconocer en humildad el favor quizá no merecido que llegó en el momento más oportuno a nuestra vida o la de los seres que amamos.

Como seres humanos, todos deseamos ser felices, y buscamos la felicidad en distintas formas y medios, así que hoy quiero compartirte, amigo lector, la clave de la felicidad; El agradecimiento.

Es el agradecimiento lo que nos hace felices, no la felicidad quien nos hace ser agradecidos. Permíteme explicar lo que acabas de leer. Todos hemos tenido experiencias de sufrimiento, de rechazo, y de pérdidas. Pero también hemos tenido experiencias de alegría, de aceptación, y de ganar. La diferencia está en donde fijamos nuestra mirada y asentamos nuestro corazón.

En esta vida cada uno de nosotros tenemos la oportunidad de vivir la vida o de vivir la muerte, ¡por supuesto que nos conviene la vida mientras vivimos! Pero entonces, ¿porque tenemos la tendencia a enfocarnos en las cosas que nos roban vida? Cuando, tenemos la facultad de ver todas y cada una de las ocasiones en que salimos exitosos de esa situación que creímos jamás terminaría, o cuando después de una enfermedad, tuvimos la fuerza física para continuar y ahora contarla como un testimonio más.

En el día a día de la vida, damos muchas cosas por hecho y olvidamos fácilmente lo extraordinariamente bendecidos que cada uno de nosotros somos. En los recientes hechos que el mundo acaba de vivir, en la CDMX y sus alrededores, Las Vegas y Puerto Rico, las personas no se despertaron diciendo: “hoy es el día en que pierdo a mi hijo”, o “me quedo sin casa en donde vivir”. No, ninguno de ellos se levantó esperando ir a un concierto y no regresar jamás con los suyos. Sin embargo, tu y yo seguimos respirando.  Si me lees, es que puedes ver, percibes la fragancia del café por las mañanas y puedes escuchar el barullo de los miembros de tu familia. Familia que vive en un lugar cómodo y protegido. Hoy pudiera también concentrarme en quejarme del gobierno, del clima, de las finanzas, de mi aspecto físico o de mi jefe en el trabajo, o puedo vivir como mi amigo Carlos, y pasar el resto de mi vida, enumerando las muchas cosas por las que puedo agradecer.

Mi Gente Bonita, que este día de acción de gracias cuando te sientes a la mesa, seas capaz de tomarte de la mano de tu familia y amigos y cada uno recordar y agradecer por lo recibido este año que con gran rapidez empieza a retirarse. Y que el resto de tus días, seas más reconocido por ser un ser agradecido al que la gente le pueda llamar…¡Feliz!

Coach Cristina Morett

Cristina Morett


Presidente y fundadora, Transforma Coaching
619.621.7613 | cristy@transforma-coachingsd.com | www.transforma-coachings

Scroll Up