La virtud de conocer el tiempo y de usarlo de la manera más adecuada es de gran valor para la vida de toda persona. Así que permíteme empezar este artículo con una felicitación para ti, por estar en este momento leyendo este artículo sabiendo, en especial si ya me has leído o escuchado antes, que te voy a retar. Pues bien, ahí vamos.

El inicio de un nuevo año nos brinda la oportunidad de escribir de nuevo la historia de nuestras vidas, de reinventarnos, de aprender, ¿y por qué no?, hasta de desaprender. Por eso en este artículo quiero compartir contigo 5 pasos fáciles y muy prácticos para arrancar el año nuevo con el pie derecho y llegar a tus metas de manera victoriosa.

1. Reflexiona: ¿Cuáles han sido tus saboteadores en el pasado? ¿Cuáles son las cosas que te impidieron llegar a tu meta los años pasados? ¿Temores, creencias limitantes, postergación, escuchar a otros, batallar con alguna enfermedad? ¿Cuál fue? Cuando encuentres la respuesta enfréntala desde tu enojo y dile de frente que no le permitirás que te detenga nuevamente.

2. Analiza: ¿Cuál es tu forma habitual de pensar?; pues esta será también tu manera de hablar. ¿Eres positivo y por lo tanto eres capaz de pensar y hablar posibilidades de acción y logros como algo alcanzable? ¿O piensas primeramente en las dificultades y las razones porque no se puede lograr lo que deseas Escúchate. ¿Cómo ofreces las cosas a otros? Dices cosas como: “¿No quieres comer?” o “¿No te gusta este traje?” Si antepones el “No” a tus preguntas, resuelve iniciar el año cambiando tus propuestas para los otros y sobre todo para ti.

3. Escoge: ¿Cuál es tu meta primordial? Nadie sale a correr una carrera con varias metas por alcanzar. Fíjate una sola meta que sea clara, realista y concreta. Visualízala recordando esos momentos de satisfacción cuando haz alcanzado metas específicas. ¡Date permiso de reconocer que lo hiciste bien!

4. Escribe: ¿Qué meta has escogido y cuál es tu plan de acción? Escribir las metas que determinamos nos permite adquirir un grado mayor de compromiso con nosotros mismos.

Déjame aportarte un dato poderoso – Año tras año puedes hablar de los propósitos en el año nuevo pero, ¿sabes la diferencia entre un propósito y un objetivo?Un propósito es: ánimo o intención de hacer algo. Objeto o cosa que se pretende conseguir. Un objetivo es: objeto o situación que se pretende alcanzar como resultado de una acción o estrategia. Es por este motivo que fijar metas con plan de acción que conlleve objetivos nos ayudará a lograr aquello que deseamos. Así que para llegar a tu meta, traza un plan de acción con objetivos que te permitan tener éxitos a corto plazo, y cuando logres estos objetivos, celébralo de manera inteligente.

5. Determina: ¿Es la procrastinación un obstáculo en tu vida? La procrastinación es el hábito de posponer o retrasar las acciones a tomar. Es el hábito por el cual la mayoría de nosotros no hemos logrado llegar a las metas que en otros años nos hemos fijado. Es estar haciendo algo y dejar de hacerlo para hacernos
cargo de algo más, que nuevamente dejaremos a medio hacer para hacernos cargo de otra cosa que tampoco terminaremos y que al final sólo nos deja un
sentimiento de desánimo y de derrota. Pero no quiero dejar este punto sin aportar algo más a ustedes. ¿Cómo te puedes deshacer de este hábito aprendido y
repetido una y otra vez?

A) Piensa en lo que ganarás al cumplir tus objetivos y llegar a la meta.
B) Trabájalo desde tu fortaleza. ¿Tienes grandes ideas? ¿Eres competitivo? (Yo te puedo ayudar a descubrir tus fortalezas naturales).
C) Haz rutinas que puedas planear y escribirlas. Compra una agenda que divida el día por hora y divide realísticamente tu tiempo.

Mi deseo para ti, mi querido lector, es que en este 2018 hagas uso de tus talentos. Que realices conexiones que te lleven al éxito y a
la plenitud en tu vida espiritual, emocional, financiera y de salud para todos los dominios de tu vida.

Cristina Morett


Presidente y fundadora, Transforma Coaching
619.621.7613 | cristy@transforma-coachingsd.com | www.transforma-coachings

Scroll Up