Hacer ejercicio es bueno para todas las edades por aumentar nuestra salud mental y física. La actividad física se ha asociado también a efectos psicológicos beneficiosos en los jóvenes, gracias a un mejor control de la ansiedad y la depresión.

También contribuye al desarrollo social dándoles la oportunidad de expresarse y fomentando la autoconfianza, la interacción social y la integración. Refuerza los buenos hábitos para adoptar con más facilidad otros comportamientos saludables, como evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas, así como tener mejor rendimiento escolar.

Así que si eres joven o papá de algún joven, fomenta y ayuda a tus hijos a que descubran que actividad física pueden realizar.

Te daré algunos ejemplos para jóvenes de 15 años en adelante que han finalizado el periodo de crecimiento muscular (en ocasiones puede llegar hasta los 23-24 años)

Se pueden comenzar a ejecutar rutinas de ejercicios en el gimnasio después de cumplir los 16 años, pero utilizando peso moderado y realizando un alto número de repeticiones de cada ejercicio (no menos de 10-15 repeticiones). Sin embargo, es preferible hacer natación, dominadas y fondos en barras paralelas fuera del gimnasio.

Algo que recomiendo mucho es hacer ejercicio con tu propio cuerpo como las planks o planchas,  puedes hacer ejercicio cardiovascular por 30 minutos y unos 15 minutos de planchas, este  tipo de ejercicio se enfoca en trabajar los abdominales, pero también trabaja todos los músculos del cuerpo y eso lo convierte en un excelente aliado para perder peso.

A continuación te pongo un calendario para todo el mes que te ayudará a fortalecer tu cuerpo completo.

Scroll Up