¿No estas a gusto con tu cuerpo? Aquí te dejamos estos 6 tips que te servirán para adelgazar y mantener tu peso adecuado.

1.- Toma suficiente agua:

Todos hemos escuchado qué tan importante es el H2O cuando se trata de quitarnos libras. Ayuda a reducir el apetito, por lo que es menos probable que comas en exceso. Pero eso no es todo: cuando estás deshidratado, tus riñones no funcionan apropiadamente, por lo que el cuerpo  pide ayuda del hígado. Debido a que el hígado está trabajando arduamente, la grasa que consumes es almacenada en lugar de ser quemada.

¿Cuánta agua debería estar tomando? Recomendación general: 2 litros para mujeres y  3 litros para hombres.

 

2.- Aumentar consumo de Proteína

Muchos estudios han demostrado que las dietas con niveles altos en proteína, resultan en la pérdida de peso, por lo menos en un principio. La proteína ayuda a sentirnos satisfechos y previene que pierdas músculo mientras pierdes grasa. Tu cuerpo utiliza más energía para metabolizar la proteína, qué carbohidratos o grasa. 30% mas al digerir la proteina en promedio comparado con el 10% del carbohidrato o grasa.

 

3.-Cuida las porciones

Una dieta balanceada depende en gran medida del tamaño de las porciones.

En nutrición, una de las palabras claves es “porción”. Pero no mucha gente sabe cuál es el tamaño de las porciones de comida que son saludables. Empieza por darte a una idea de cuáles son los tamaños adecuados de una porción. Si se te dificulta medir porque no tienes los instrumentos para hacerlo, usa analogías visuales. Las porciones varían dependiendo de la actividad física y si eres mujer u hombre, aquí algunos ejemplos de porciones:

  • Una porción de pasta o cereal (1/2 taza) es equivalente a una pelota de béisbol.
  • Una porción de pescado (3 onzas / 90 gr) equivale a una baraja de cartas.
  • Una porción de frutas (1/2 taza) equivale a una pelota de tenis.
  • Una porción de mantequilla (1 cucharadita) equivale a un dado.

Aprender poco a poco a medir la porción de lo que comes. Si te encanta cocinar o salir a cenar, siempre debes tener el tamaño de las porciones en mente. Sigue estos consejos para que no te pases de la porción recomendada para llevar una dieta saludable.

  • En lugar de servir la comida en la mesa, hazlo en la cocina. Así si te dan ganas de repetir, no tendrás la comida  al alcance y lo pensarás dos veces.
  • Si estás comiendo comida que viene en una caja, no la comas así. Sírvete una porción en un plato y aparta la caja.
  •  A la hora de comer tu bocadillo favorito, opta por comprar los que vienen en porciones individuales.
  • Come en un plato más pequeño. Así parecerá que estás comiendo más!
  • Cuando comas fuera de casa, planea de antemano comerte solo la mitad del plato que ordenes o puedes compartirlo con alguien más.
  • Tómate el tiempo de saborear la comida, ver sus colores, olerla y masticarla despacio. Entre un bocado y otro puedes hablar con tu pareja, familia o quienes te acompañen en la mesa y así podrás saborear, disfrutar y registrar más claramente cuándo ya estés satisfecho.

Respetando porciones de alimentos podrás aprender a comer mejor y llevar una dieta balanceada, mientras disfrutas de una variedad de alimentos deliciosos.

 

4- Evita o reduce al mínimo el azúcar

Los azucares se transforman en grasa si no son quemados. Así que aunque técnicamente no estás consumiendo tanta grasa con productos “bajos en grasa”, estas consiguiéndola con la cantidad de azúcar que ingieres.

Asegúrate de leer bien las etiquetas. Lo que te engaña es que muchas veces las comidas marcadas como saludables contienen cantidades enormes de azúcar. Ciertas marcas de yogurth, barras de cereal, barritas energéticas, avena, jugos de frutas, o cereales, contienen entre 15 y 35 gramos de azúcar, o incluso más. Si vas a consumir alguno de estos productos, busca las variedades que dicen “Sin agregado de azúcar”.

¡Evita a toda costa los dulces y las sodas o los jugos enlatados!

 

5- Cuidado con el estrés

La hormona del estrés (cortisol), es un estimulante del apetito.

Aún cuando no cedo ante las necesidades fisiológicas de mi cuerpo, el estrés puede parar mi pérdida de peso. Demasiado cortisol desacelera el metabolismo, incluso algo peor, es que el estrés excesivo causa que la grasa se acumule en el área del abdomen, donde el peso es más difícil de perder.

El ejercicio reduce el estrés, comer nutritivamente balanceado, puede reparar el daño que el estrés hace al cuerpo, y una red social de apoyo también.

 

6.- Incluye actividad física durante tu día

Sorprendentemente muchos estudios demuestran que el dedicar una hora de ejercicio en el gimnasio no compensa el resto del día que pasamos sin actividad física. El permanecer sentado por unas cuantas horas, causa que tu cuerpo deje de producir una enzima inhibidora de grasa, llamada lipasa. Levantarte y caminar 2 minutos por cada hora qué permaneces sentado te ayudará mucho a quemar calorías. Algunas recomendaciones:

  • Sube las escaleras
  • No uses el elevador
  • Estaciónate lejos del lugar a donde vas

 

Eliza Stone
Consultas: (760)688.8099
www.elizastone.com

Scroll Up