Actualmente el nombre de Tayde Aburto está sonando en la comunidad hispana de San Diego cada vez más fuerte. Originario de Morelia, Michoacán, licenciado en Economía con una maestría en Mercadotecnia, lo definimos como una persona honesta, sencilla, un trabajador inalcanzable, inspiración para muchas personas, apasionado, comprometido con la comunidad.

Fundador y CEO de una de las organizaciones latinas con más crecimiento en los últimos años, estamos hablando de la Cámara Hispana de Comercio Electrónico, conocida por muchos como la HISCEC, (por sus siglas en inglés).

A la edad de 29 años llegó a la ciudad de San Diego, CA con el sueño que compartimos los latinos de los Estados Unidos, superarse y triunfar en este país.

Tayde Aburto nos relató sus experiencias, retos, obstáculos y sobre todo el trabajo constante que realiza para educar y transformar la visión de los empresarios hispanos de San Diego, CA.

¿Cómo fue el proceso o la experiencia que viviste en tu llegada a este país?  Cuando llegue a San Diego tenía la idea de abrir un restaurante, en Morelia yo estaba involucrado en la industria restaurantera llevaba tres años con mi negocio de restaurante, pero con el dinero que contaba me di cuenta que no era suficiente y todo el proceso que se necesitaba para abrir un negocio de ese tipo era complicado.

Así que decidí cambiar de idea y comenzar a buscar trabajo como profesionista, en mi caso de economista. La primera realidad que enfrentas es en tu currículo, no tienes la experiencia de trabajar en los Estados Unidos y hay mucha competencia. Pero el reto más difícil fue aprender el idioma, mientras entendía todo el proceso de contratación en este país, conseguía entrevistas y continuaba estudiando inglés. Y mi primer trabajo fue en la investigación de mercados.

¿Cuéntanos cómo surgió la iniciativa de crear la HISCEC? Mientras trabajaba fui miembro de la Cámara Local de Comercio en San Diego aproximadamente un año y medio, para mí no fue difícil unirme, en México siempre estuve involucrado en ese ambiente, como empresario y emprendedor entendía la importancia de ser parte de un grupo. Y fue ahí donde observé la necesidad de contar con una iniciativa para utilizar las herramientas de tecnología dentro de los pequeños negocios y lograr ser competitivos en mercados.

Comencé a investigar sobre 165 Cámaras Hispanas de Estados Unidos para tratar de entenderlas y en el 2008 mediante una búsqueda exhaustiva para un puesto en Cámaras de San Diego, finalmente inicié en la Cámara de Comercio de San Marcos, mi título era Coordinador de Marketing en Eventos, sin duda ese espacio de trabajo me instruyó para iniciar la HISCEC.

¿Cómo defines la idea central de la Cámara Hispana de Comercio Electrónico? La idea es que los empresarios exploten el uso del Internet como herramienta de negocios, sobre todo cuando tienen recursos ilimitados. Nuestra filosofía es de negocio, tratar de unir a los empresarios que creen en los valores de nuestra organización y entiendan la visión que tenemos a largo plazo.

¿Cómo opera la HISCEC? Empezamos con un enfoque principal que era hacer todo a través del Internet pero por ciertas situaciones que surgieron en San Diego entre el 2008 y 2009 nos forzaron a tener más eventos físicos y comenzamos con seminarios educativos. Pero nuestro fuerte siempre ha sido Online, tenemos la visibilidad en Internet muy alta y eso ha logrado grandes oportunidades para muchos de nuestros miembros. Trabajamos con mayor énfasis en nuestra  página de Internet y redes sociales, por medio de esos canales mostramos nuestras membresías.

¿En tú opinión, cómo ves el panorama de  los negocios hispanos en San Diego?

Hay 43 mil negocios de hispanos en San Diego la mayoría están haciendo menos de 100 mil dólares al año eso es un problema porque están por debajo de la media. La mayoría de los negocios familiares en la comunidad hispana no lo ven como riqueza generacional, “no es una tarea sencilla tratar de cambiar las costumbres que han estado tatuadas en nuestra cultura por generaciones”. Por ello lo que podemos hacer nosotros como organización es apoyar el crecimiento y desarrollo económico mediante la educación, ofreciendo herramientas y estrategias para los negocios.

Para finalizar Tayde Aburto expresó que uno de los principales objetivos de la HISCEC es crear más visibilidad en las aportaciones políticas, económicas y sociales de nuestra comunidad, sobre todo resaltar el reconocimiento de la contribución positiva e influencia que tenemos en los Estados Unidos y enfatizó, “la ventaja es que vivimos en el mejor país del mundo para hacer el cambio”.

Dato destacable: El año pasado la HISCEC obtuvo el premio como la mejor Cámara a nivel nacional por parte de la Cámara de Comercio Hispano de los Estados Unidos (USHCC por sus siglas en inglés).

Scroll Up