Para muchos, Estados Unidos continúa siendo el lugar donde se alcanza “el sueño americano.”  Aunque bien es cierto que este país ofrece una amplia gama de oportunidades; también es cierto, que su costo puede resultar alto si perdemos el control de nuestras finanzas. 

El sistema financiero americano corre a través de créditos y préstamos.  Difícilmente alguien compra una casa o un automóvil al contado; y no necesariamente por no contar con el efectivo; pero simplemente porque para muchos, la compra a crédito puede ser hasta financieramente estratégica.

Para aquellos que provienen de países hispanos, donde los créditos son aún restringidos solo para aquellos con economías altas; el tener tan fácil acceso a créditos en los Estados Unidos puede en su momento llegar a ser un arma de doble filo; puesto que tu manejo y control de este, puede abrirte o cerrarte puertas que te ayuden o impidan alcanzar ese sueño americano, y en algunos casos hasta seguir proveyéndote de tus necesidades básicas.  Tu buen manejo del crédito; es decir, pagar a tiempo tus obligaciones, se refleja en tu reporte de crédito; mismo que se requiere para no solo comprar una casa, pero también para rentarla.  Es decir, que, si en algún momento tu crédito no es bueno, tu pudieras tener la imposibilidad de conseguir un techo donde vivir.

Según informe del Banco de la Reserva Federal de New York, más de 177 millones de consumidores que tienen acceso a dinero plástico arrastran deudas que incluso los dejan sin fondos para su jubilación.  Las cifras son alarmantes y muchas familias colapsan por estas mismas causas, el descontrol del uso del dinero plástico.

¿Como obtener entonces una libertad financiera después de dicho endeudamiento? 

Así como se abren puertas a créditos plásticos; así mismo, se abre la puerta a la Ley Federal de Bancarrota; misma que en tan solo tres meses te puede regresar tu libertad financiera.  No hay necesidad de seguir nadando contra la corriente.  Como mencionábamos a un inicio, este país está lleno de oportunidades, entre ellas, el empezar nuevamente, o “borrón y cuenta nueva.”  Así es, la bancarrota te permite eliminar todos tus adeudos, y empezar desde cero.  No más llamadas telefónicas de cobranzas, no más vivir al tope de tu cheque salarial; y, sobre todo, no más desanimo y estrés en tu hogar.

Si tú te encuentras en esta situación, no lo dudes más, tu pudieras ser calificante.  Una consulta bastara para saber que capítulo de bancarrota es el conveniente para ti. Imagínate que, de la noche a la mañana, paren todas las llamadas de colección, y que tus balances que hoy no paran de subir, todos se transformen en simples $0.00.  ¡Tú también puedes tener esta oportunidad, averígualo hoy!

Escrito por:

Giovanna Gallo

Servicios empresariales, asuntos familiares,
servicios migratorios, empresas y bancarrotas.

OFICINAS EN: TIJUANA SAN YSIDRO SAN DIEGO
www.ggallolegal.com
Abogada certificada por la barra de abogados del estado de california-bar 312311

Te puede interesar

Entrevista José Mayorquin

Entrevista José Mayorquin

Fabiola Gálvez: Que tal José, ¿Cómo estas? José Mayorquín: Muy contento este domingo de Pascua celebrando con muchas familias y ahora sí que viendo las transformaciones y todo lo que está ocurriendo con este movimiento llamado La Roca. F: Nos gusta la visión que es...

Herencia y conservación de patrimonio

Herencia y conservación de patrimonio

Una de las preocupaciones de los padres es lo que sucederá con sus bienes a sus fallecimientos. Algunos desean que sus bienes sean conservados como herencia para sus hijos o descendientes, para que estos puedan seguir gozando de aquello que tanto esfuerzo les toco...

Haz de la tecnología tu aliada en el desarrollo de tus niños

Haz de la tecnología tu aliada en el desarrollo de tus niños

¿Qué sientes cuando tus hijos te piden usar el celular, ipad o computadora frecuentemente? Gran porcentaje de personas relaciona el uso de electrónicos en niños con efectos negativos. Y sin lugar a dudas esta era digital es un tema importante en las familias de hoy en...

Scroll Up