Entre el 2008 y 2010 han ocurrido alrededor de 10,000 suicidios por causa de la crisis económica. En España actualmente suceden 5 suicidios al día por causa de la misma. No hay duda que el dinero es algo importante en nuestra vida, pero no es posible que se convierta en nuestra razón de vivir.

Hace unos días fui al banco para abrir una cuenta y el joven que me atendió, entre muchas de nuestras incómodas conversaciones, me dijo que el estudió Mercadotecnia porque pensó que iba a ganar mucho dinero. Fue jugador de soccer profesional por unos años y trabajó como entrenador en una preparatoria, un trabajo que realmente le gustaba, pero renunció porque no ganaba tanto como quería. Y ahora está en un trabajo que no le apasiona. Su concepto de alegría o comodidad era y es el dinero.

Hoy en día el consumismo es algo completamente normal para nuestra vida. Y no hablo solo del consumismo material. Tener amistades o relaciones sin un propósito, cargar con rencores o remordimientos. No solo nuestro closet esta lleno de ropa innecesaria, nuestro corazón también necesita una limpieza. Y estamos tan acostumbrados al placer que nos da el tener dinero o el olor a la ropa nueva, creemos que esa felicidad momentánea se puede convertir en permanente si seguimos comprando. “Mientras mas, mejor”, ¿cuántas veces no hemos escuchado esta expresión?, y lo más tonto es que creemos que es cierto. Los medios de comunicación y las redes sociales se han encargado de hacernos creer que debemos de vestir de una manera, o poseer diferentes cosas para poder ser felices. Muchas familias en Estados Unidos estacionan sus carros en la calle en lugar de en su garage. ¿Por qué? Porque su garaje está lleno de cosas que nunca usaran pero ellos están convencidos que sí. ¿Te sientes triste?, cómprate una nueva bolsa. ¿Te cortó tu novio?, llénate de nieve y obtén el nuevo álbum de Taylor Swift. ¿Estás aburrido(a)?, Macy’s tiene rebajas de hasta el 70%.

Como una joven de 20 años sigo a 422 cuentas en Instagram de las cuales conozco alrededor de 100, eso hace una cantidad de 322 cuentas que no conocen mi nombre, artistas, bloggers, músicos, que lo único que provocan en mí es querer ser como ellos. Desde mis ojos son vidas glamurosas, sin necesidades, que pueden tener todo lo que quieran. En Black Friday duraba horas viendo las rebajas en línea sin comprar nada, solo pensando en que tan feliz sería si tuviera todo eso. Y la pregunta es, ¿Por qué tener suficiente no es suficiente?

“Mi más grande temor es ser tan pobre, que lo único que tenga sea dinero.”

Muchas personas conocen el minimalismo como un tipo de música, una forma de arquitectura o diseño. Pero llevar el minimalismo a tu vida es tener lo esencial. Que todo lo que poseas tengo un propósito. El minimalismo va mucho más allá de la típica frase de “menos es más”,  Es estar presente al momento de tomar un café con alguien, es vivir cada día con un propósito, es saber que el amor no viene de las cosas materiales. Como The Minimalists dicen “debemos de amar a las personas y usar las cosas, no al contrario”.

(6 técnicas infalibles de cómo llevar una vida minimalista en el trabajo aquí)

Y se acerca el día de San Valentín, un día que debe ser sobre disfrutar a las personas que amamos, un día donde se celebra la amistad. No necesitas 50 o 100 dólares para el regalo perfecto. Basta con una genuina conversación, con un poema o una carta honesta, un platillo de su comida favorita. Lo más importante de este mes de Febrero y del día del amor y la amistad es disfrutar. No es sobre los chocolates y osos de peluche, es pasar tiempo de calidad con esas personas que tienen más importancia en tu vida.

Por Mariana Gail Martin del Campo

Scroll Up